AUMENTAR DURACIÓN DE BATERÍA EN ANDROID

El eterno problema que padecemos con los smartphones es el consumo de batería. No hay nadie que lo pueda dudar a estas alturas. El uso y abuso de nuestros terminales hasta que sacan humo provoca que en la mayoría de los casos la batería no nos dure más de un puñado de horas en el día.

Pocos remedios prácticos hay más efectivos que unos buenos consejos para evitar despilfarrar la batería, sobretodo si no tenemos donde cargar el teléfono. Hasta que los fabricantes se pongan manos a la obra en cómo resolver los altos consumos de batería, o en fabricar baterías de más larga duración, estos 10 consejos que os presentamos os pueden ahorrar batería.


Nuestros androides necesitan comer mucho, sobretodo si les pegamos cierta caña con aplicaciones, consultando cosas o teniéndolos constantemente enchufados a internet. Esas cosas junto con una pantalla golosa hacen que la batería dure nada y menos. Vamos a ver cómo podemos luchar un poco contra ese consumo bestia.



1. Utiliza la pantalla sabiamente

Y es que como decíamos, la pantalla es uno de los talones de aquiles por los que las baterías se consumen a velocidad de vértigo. Dentro de Ajustes – Pantalla, encontraremos una serie de opciones que nos pueden facilitar controlar un poco el consumo de energía. Tenemos los ajustes del brillo de la pantalla, que lo podemos configurar automático para que se ajuste solo según las condiciones de luz o podemos poner un brillo fijo según nos convenga.


También es interesante que configuremos un tiempo de espera suficiente para que cuando dejemos de utilizar el móvil, la pantalla se apague lo antes posible, evitando más consumo innecesario. Otro truco sencillo es darle al botón de power cuando terminemos de usar el teléfono, apagando así la pantalla enseguida.

2. Apaga lo que no uses

Muchas veces por comodidad o simple pereza podemos dejar puesto el wifi sin estar en un sitio donde podamos usarlo, o el bluetooth o Gps. A lo tonto estos consumos también van drenando la batería. Lo mejor y más de lógica es que si no estamos utilizando ninguna de estas cosas lo dejemos apagado. A excepción del GPS, que tenerlo activado no consume batería per se. Es cuando ejecutamos alguna aplicación que haga uso de él que se pondrá en funcionamiento. Sale más a cuenta tenerlo siempre activado y sólo dejarlo desactivado en caso de emergencia, cuando nuestra batería esté muy baja.

3. Controla los widgets



Hay muchos widgets, principalmente los de notícias y de meteorología, que requieren de unas conexiones constantes y más tiempo de proceso también. Eso significa que a lo tonto también nos van a estar comiendo batería. Mucho más práctico crear accesos directos a aplicaciones que realizan las mismas funciones y sólo utilizarlas cuando queramos. El uso de wallpapers animados, por más chulos que sean, también se debe limitar cuando disponemos de poca batería.

4. Encuentra qué está consumiendo más batería


La gestión de procesos de Android no es infalible, y muchas veces es mejor que nostros también vayamos controlando qué pasa por dentro de nuestro androide. Una buena forma de averiguar cuando nuestro teléfono se vuelve loco y consume batería a lo bestia es mediante el menú de Uso de la batería. Lo encontraremos dentro de Ajustes – Acerca del Teléfono – Uso de la batería. Aquí podremos ver qué aplicaciones o procesos están consumiendo batería y en qué porcentaje. Así podremos actuar en consecuencia.

5. Las aplicaciones en background también consumen

Una de las comodidades de Android es que es multitarea, y podemos tener ejecutando aplicaciones en segundo plano y regresar a ellas cuando las necesitemos. Algo muy cómodo es mantener pulsado nuestro botón de home, y regresar a aquella aplicación que estábamos usando. Pero ah, amigos, estas comodidades tienen su precio. Y en este caso es el consumo extra de batería. Si quieres evitar esto, siempre que no sea necesario que una aplicación quede en background ejecutándose, salgamos de ella pulsando el botón de atrás hasta llegar a la home. Si aún así crees que el consumo se pasa de la raya, puedes ir a Ajustes- Aplicaciones – Servicios en ejecución y “matar” tu mismo todo aquello que no deba estar ejecutándose.

6. Tranquilidad con los juegos

Menos diversión=más batería. Una ecuación lógica que no siempre se tiene en cuenta. Si necesitas que tu batería aguante para todo el día, olvídate de jugar mientras vas en el metro a estudiar o trabajar. Mantén esos angry birds a raya cuando tengas un cargador y enchufe a mano.

7. El correo puede esperar


A veces sin darnos cuenta tenemos puesto la sincronización del correo cada 5 minutos, cuando a lo mejor no es tan necesario. A más frecuencia más consumo de batería, así que, a no ser que recibas cosas muy urgentes o importantes, poner un margen de tiempo más alto nos ahorrará batería. También lo puedes hacer si usas Tweetdeck.

8. En caso de emergencia…


Cuando la batería está al 15%, ya nos aparece el aviso de que toca cargar. Es en ese momento, si necesitamos el móvil y no tenemos posibilidad de cargarlo, cuando toca actuar “en caso de emergencia”. Hay que desactivar todo lo posible. En esos casos hay que dejar el móvil como móvil. Desactivar datos, bluetooth, wifi, brillo al mínimo, y dejar sólo el teléfono activo. De esa manera conseguiremos llegar a destino con la posibilidad de que nos resista la batería.

9. Probar aplicaciones para el ahorro de batería


El sistema android hace todo lo que puede, pero a veces necesita refuerzos. Hay algunas aplicaciones que ayudan a reforzar la duración de la batería con una serie de configuraciones automáticas. En este artículo encontrarás algunas que te pueden ser de mucha utilidad. Es cuestión de probar y encontrar la que mejor rendimiento os dé. Pero desde luego es recomendable hacerlo, porque podemos llegar a ahorrar más de lo que pensamos.


10. Carga siempre que sea posible

Es interesante invertir en cables usb y cargadores para el coche, y llevar siempre encima el cargador o el cable USB para el ordenador. De esta forma, en previsión de lo que necesitemos el móvil (vamos a estar muchas horas fuera, vamos a jugar, utilizarlo como modem…) siempre podemos dejarlo cargado al máximo. También y como último recurso siempre podemos comprar una batería suplementaria, para tener repuesto y no quedarnos “tirados”.

11. Habilita carga rápida en tu dispositivo

Con la tecnología actual hemos disfrutado de muchas de las grandes ventajas de un PC en nuestros dispositivos móviles, pero gracias a su reducido tamaño muchas veces la batería no es de la suficiente capacidad que necesitamos. Si bien esto es un punto a mejorar, también es verdad que la carga rápida ha solucionado un poco este problema, pues en tan poco tiempo de carga podremos volver a tener nuestro terminal con batería de sobra. Da clic aquí para ir al tutorial.


Relacionados


No hay comentarios.:

Publicar un comentario