LOS GRANDES MITOS DE WHATSAPP


Todos conocemos WhatsApp, ese servicio de mensajería instantánea que resulta ser el más extendido y usado de los existentes. Para muchas personas, y por desgracia cada vez más, se ha convertido en una religión, venerándolo cada segundo del día hasta el punto de llegar a desesperar a los que les rodean. Es cierto, esta herramienta agiliza muchas cosas al permitirnos conversar con varias personas a la vez sobre distintos asuntos. Su uso masivo ha conseguido que se generen una serie de mitos sobre ésta aplicación, algunos de ellos bastante exagerados y otros ciertos. Eso es lo que veremos en este artículo, unos pocos mitos extendidos cuya respuesta a si son exagerados o no depende de vosotros.


1. La aparición del doble check ha roto relaciones
Una de las novedades que más han dado que hablar es la aparición del doble check azul para señalar que el mensaje ha sido leído. A pesar de que esta opción se puede desactivar desde los ajustes de WhatsApp, muchos desconocen esta posibilidad o no lo hacen para poder ver ellos mismos si sus contactos leen los mensajes , pues si desactivas esta opción, no podrán ver si has leído un mensaje, pero de igual forma tú tampoco podrás ver si leen los tuyos.

Ese conocido que que te da la vara para quedar un día y tomarte una cerveza (que pagarás tú) y contarte sus conquistas del fin de semana, tu pareja quiere saber cada 5 minutos qué estás haciendo y dónde estás, tu madre preguntando si te has cambiado la muda por si tienes un accidente. Casos como éstos y muchos más extremos se han llegado a convertir en un rumor generalizado.


El caso de las parejas (no importa si es hombre o mujer, sucede en ambos casos) puede tener consecuencias devastadoras para tu relación. Si no lees su mensaje, es que estás haciendo algo que no deberías (liarte con otro/a), o quizás ya no quieres a tu pareja. Pocas veces se piensa que puede deberse a una reunión laboral o a falta de cobertura de datos. Y no hablemos de si desactivas el doble tick, ahí ya puede darse la relación por terminada, tu pareja desconfiará hasta el punto de contratar a un detective que te hará fotos abrazando a otra persona (que resulta ser un familiar tuyo), y cortará contigo.

Por desgracia, las ganas de complacer a tu pareja leyendo y contestando al instante sus mensajes puede acabar con tus amistades de toda la vida por no dejar el dichoso móvil en paz y atender a tus amigos. Es el viejo conflicto de amigos o pareja trasladado al siglo XXI.


2. Hay aplicaciones para espiar conversaciones
Voy a empezar diciendo que este mito es falso como los morros de Yola Berrocal. Ésta necesidad de estar demasiado pendiente de lo que pueden decir de ti a otro amigo o familiar en común ha hecho que algunos desarrolladores con malas intenciones (que por suerte son pocos) hayan publicado gran cantidad de aplicaciones que prometen espiar las conversaciones del contacto que quieras.


En realidad esta clase de apps valen en su mayoría para inscribirte a servicios de mensajes SMS premium sin tu consentimiento. Me he encontrado con algunos casos hace pocos años a personas que me decían que conocían a alguien que conocía a otro alguien que ha hecho una app para espiar las convesaciones de WhatsApp de otros, pero no estaba en Google Play porque funcionaba de verdad y Google no le dejaba publicarla.

Nuestro consejo, porque no queremos que derrochéis vuestro dinero en chorradas que, aparte de inútiles, os van a sacar más dinero aún, es que no instaléis jamás una aplicación que prometa espiar otras conversaciones. Además eso está muy feo, y cada intento de espiar otra conversación provoca la subida a YouTube de un vídeo vertical de un niño frunciendo el ceño.


3. WhatsApp ha influido a la R.A.E.
Hace poco más de un año saltó la noticia de que la Real Academia Española (R.A.E.) admitía palabras como "wasap" o "wasapear" dentro de su diccionario. Estas palabras se usan muchísimo en el día a día de las personas, por lo que sería comprensible que la academia tomara medidas para modernizar nuestro idioma.

La realidad es que me he descargado varias aplicaciones de diccionarios en Google Play, e incluso he introducido esas palabras en la web oficial de la R.A.E. y no he obtenido resultado alguno, aunque muy amablemente me sugirieron varias palabras que se parecían. La palabra que sí he conseguido encontrar es (moriros de miedo) "almóndiga". ¡Almóndiga, tío, almóndiga! ¡Pero si nadie dice eso! ¡Almóndiga! Nuestro variado idioma se va por el retrete cual papel higiénico tras cumplir su función con cada palabra de este estilo que se introduce en el diccionario.


¿Cómo diferenciarán los niños de hoy entre decir "albóndiga" (correcto) y "almóndiga" (correcto según la R.A.E.)? Dos palabras que significan lo mismo y son muy parecidas, pero ninguna a una palabra tan extendida como "wasapear". Cuanto más digo "almóndiga" más me deprimo, así que dejemos el tema en que no hay nada referente a WhatsApp en el diccionario. Si alguien lo encuentra, me encantaría que lo dijera en los comentarios.


4. WhatsApp espía nuestras conversaciones
Cuando cambiamos de dispositivo tenemos la opción de migrar las conversaciones del antiguo smartphone al nuevo, pero esto sólo lo podemos hacer traspasando el archivo correspondiente de uno a otro, pues las conversaciones no se guardan en ningún servidor de la app. En la web oficial podremos consultar cómo pasar éste archivo de un dispositivo a otro.


Volviendo al caso que nos ocupa, ha habido algún rumor de que sólo con saber nuestro número de teléfono (que sí se guarda en la base de datos) ya pueden saber todas nuestras conversaciones, lo cual me parece, a nivel personal siempre, muy exagerado. No creo que un empleado quiera justamente nuestro número para espiarnos en caso de que ello sea posible. En Android las conversaciones se guardan en la tarjeta SD externa (los que la tengan) o en la interna, por lo que la única forma de que alguien espíe tu conversación es que te coja tu móvil o que envíes tu conversación por correo (es uno de los posibles backups que puedes hacer desde la aplicación) y que alguien piratee tu correo electrónico.


5. WhatsApp acabará integrado en Facebook
Vamos a terminar el listado con un mito también muy extendido, el de que WhatsApp acabará formando parte de Facebook. La compra por parte de la red social ha dado lugar a especulaciones de todo tipo, desde que Whatsapp tendrá publicidad hasta que se fusionarán y acabarán siendo uno (como una pareja muy enamorada).


Personalmente creo que es un poco exagerado este punto, ya que Facebook tiene su propio chat, y le presta bastante atención. ¿Cuáles pueden ser los planes de la red social con respecto a WhatsApp? Es una pregunta cuya respuesta desconocemos todos, quizás quieran llevarse una parte de la pasta que se lleva la app de mensajería instantánea, o quizás planeen dominar el mundo fusionando sus nombres. Me llena de terror ver que mucha gente podría ser adicta  Faceapp o a Whatsbook, y que las fotos que compartes por la red social tienen doble tick azul, o una conversación tiene variós Me gusta. Como esto siga asi, el mundo puede acabar por convertirse en un Mad Max en toda regla.

Bien, éstos han sido algunos de los mitos sobre nuestro querido y odiado Whatsapp, ahora la pregunta es obligada: ¿Creéis que alguno de éstos mitos son exagerados? ¿Se os ocurren más? ¿Queréis que "almóndiga" desaparezca del diccionario para devolverme la felicidad?

androidpit


Relacionados


No hay comentarios.:

Publicar un comentario