WHATSAPP SIGUE SIENDO INSEGURO



Ayer WhatsApp anunció que mejoraba la seguridad de las conversaciones. Sin embargo este nuevo cifrado no llega a todas partes y hay información que todavía puede protegerse mejor.

La información de WhatsApp está cifrada de extremo a extremo, end to end en inglés. Es decir, desde que se envía hasta que la persona lo recibe en todo momento el mensaje está cifrado y por tanto ni el FBI ni la propia WhatsApp pueden acceder al mensaje. Hasta aquí todo correcto.

Lo que ocurre es que el nuevo cifrado no abarca toda la información. Hay ciertas partes que todavía pueden ser accesibles por las autoridades. Son tres pequeños detalles que no debería alarmarnos en ningún momento, pero ya que estos días se está hablando constantemente de esta nueva mejora es importante que expliquemos al detalle qué partes todavía podrían espiarnos.


El cifrado de WhatsApp es importante porque permite que nuestra información esté protegida. ¿Por qué deberíamos fiarnos si no tenemos el código abierto? Bueno, en principio varias empresas de seguridad han colaborado para crear esta nueva protección y la credibilidad de empresas como Open Whisper System es relevante.

Ni siquiera WhatsApp puede leer lo que escribimos. Hasta aquí bien. Pero ¿estamos seguros que no pueden descubrir nada sobre nosotros?

Hay diversos puntos donde el cifrado queda excluido tal y como podemos leer en los términos y condiciones del servicio de WhatsApp. Varios detalles que WhatsApp sí conoce de nosotros.
Qué información de WhatsApp no está cifrada



  • La fecha y hora en la que se han recibido los mensajes
  • El usuario y los números de teléfono que han enviado los mensajes.

Esto quiere decir que aunque WhatsApp no puede leer nuestros mensajes, sí sabe cuando los hemos recibido y el número de teléfono de las personas que han enviado el mensaje. Es decir, el FBI no sabe qué frases le dices a tu amante, pero sí sabe cuando le escribiste y quién es. Esto sería información suficiente para que en un juicio se demostrase tu contacto con esa persona. Y quien dice una aventura romántica, dice algún tema más espinoso.

Con estos datos el juez podría determinar que dos personas se conocen y por tanto WhatsApp no nos protegería en ese caso.

Finalmente hay un punto en los términos y condiciones que nos tiene un poco extrañados. “Cualquier información que WhatsApp esté obligada por ley a guardar”. Es decir, si un juez obliga a guardar un avatar, cuando la instalamos, cuantos contactos tenemos o cualquier información sensible y que no sean los mensajes cifrados.

Esta decisión es la más subjetiva ya que depende de la legislación de cada país. Independientemente no cambia el hecho que los mensajes y las llamadas de voz estén cifradas. La privacidad de WhatsApp ha mejorado muchísimo con el nuevo cambio, aunque todavía hay recovecos por mejorar. Siempre se puede mejorar.

Agradecimiento al androidelibre


Relacionados


No hay comentarios.:

Publicar un comentario