Haz tu Android rápido como un iPhone

El título es raro, lo sé, pero luego de haber barajeado opciones esta me pareció la mejor.

¿A que me refiero con hacer Android igual de rápido que un iPhone (iOS)? Pues muy simple, por todos es sabido que los iPhone a pesar de no contar con grandes especificaciones funcionan muy bien. La clave según muchos está en la forma en que funciona su sistema operativo, y parte de razón se llevan.


Si la clave está en el sistema operativo entonces quiere decir que le podemos meter mano a Android para que sea más veloz siguiendo algunos pre-ajustes que integran los dispositivos de la manzana.



Cabe mencionar que lo que intentamos con este post no es dar una apariencia al estilo iOS, sino más bien hacer que algunas partes internas de Android funcionen igual o parecido a los famosísimos (y caros) dispositivos Apple.

La pantalla de inicio
Si bien cada vez más las marcas intentan hacer su capa de personalización más limpia la verdad es que siguen arrastrando un poco de lentitud a Android. Para solucionar esto puedes usar Nova Launcher (para una interfaz Android stock) o si prefieres ZenUI Launcher para una pantalla de incio veloz y sin cajón de aplicaciones.


Las pocas aplicaciones de fábrica
Android stock (tal como lo presenta Google) es un sistema muy limpio y veloz, desgraciadamente las marcas aquí también meten demasiada mano e integran aplicaciones que nunca llegas a utilizar y que solo hacen lento tu teléfono. Si bien sin root no es posible eliminarlas de manera tan sencilla, si que podemos deshabilitarlas.


Aplicaciones que se autoinician
Esto también es muy común en Android, aplicaciones que siempre están abiertas aún cuando nosotros no se lo pidamos. Algunas de ellas si es necesario que integren dicha función (como Whatsapp por ejemplo) para poder seguir recibiendo notificaciones aun cuando no estemos en dicha aplicación, pero otras como una aplicación de fondos de pantalla nada tiene que estar haciendo abierta si no se lo pedimos.


La velocidad de las animaciones
iOS no sólo es rápido, sino que también parece rápido puesto que sus animaciones están muy bien cuidadas para parecer que hace todo rápidamente. En Android podemos acelerar las animaciones del sistema (o incluso deshabilitarlas) de manera muy sencilla.

Nos dirigimos en ajustes a Acerca del dispositivo, y tocamos varias veces en Número de compilación hasta que nos aparezca un mensaje diciendo “Ya eres programador”. Luego regresamos al menú principal de ajustes y casi hasta al final veremos una opción denominada “Opciones del programador” entramos en ella, la activamos y buscamos las opciones “Ventana de escala de animación”, “Transición de escala de animación”, “Escala de duración del animador”, seleccionamos cada una de ellas y cambiamos su valor para acelerar nuestras animaciones (entre más pequeño el valor más rápidas las animaciones).


Como paso opcional puedes también activar “Forzar representación GPU”.

Los procesos en segundo plano
El ajuste que yo considero el más importante para acelerar cualquier sistema operativo es limitar los procesos en segundo plano. 


¿Qué es eso? Los procesos en segundo plano son pequeños procesos que dejan la mayoría de aplicaciones aún después de haberlas cerrado. Para que no hagan eso simplemente en las opciones de desarrollador (sigue el paso anterior para habilitar dichas opciones) buscamos hasta el final la opción que diga “Límite de procesos en segundo plano” y seleccionamos la opción que más nos guste, en mi caso “Ningún proceso en segundo plano”.



Relacionados


1 comentario: